ESTABLECIENDO NUEVAS NORMAS

Hoy por hoy las salas blancas son fundamentales para el trabajo diario en entornos hospitalarios y laboratorios. Supone el espacio m.s sensible y técnicamente exigente junto con quirófanos y laboratorios farmacéuticos donde la higiene es esencial. Para prevenir la propagación de infecciones o la contaminación de muestras, contaminantes como polvo y partículas aerotransportadas deben mantenerse dentro de límites estrictos. Una sala blanca también requiere superficies duraderas y fáciles de mantener, que resistan equipos de carga pesada y excelente resistencia a productos químicos y desinfectantes, capaces además de disipar o evacuar la electricidad estática.

Tarkett, líder mundial en innovación y suelos sostenibles, es el mayor fabricante de Europa de revestimientos para el segmento sanitario. Ofrece soluciones integradas para suelos y paredes que cumplen, y a menudo exceden, los estándares más estrictos exigidos para salas blancas. Nuestros diseñadores desarrollan soluciones adaptadas tanto a pacientes como a profesionales del sector sanitario.

Las soluciones incluidas  están certificadas como adecuadas para salas blancas por el Instituto Fraunhofer, la organización más grande en Europa de investigación aplicada, reconocida internacionalmente como líder en su campo.

PUNTOS CLAVE EN SALAS BLANCAS

Como espacio cerrado donde los factores ambientales como el flujo de aire, la temperatura y la humedad están cuidadosamente reguladas para minimizar la infección o contaminación, las salas blancas poseen requisitos específicos.

  • PARTICULAS AEROTRANSPORTADAS

En espacios donde se realizan tareas especialmente delicadas, es esencial una atmósfera estéril libre de contaminantes y microbios que se pueden encontrar en partículas en suspensión. Mientras que un metro c.bico de aire de ciudad típicamente contiene alrededor de 40,000,000 partículas de diferentes tamaños (equivalentes a ISO9), el aire en un sala blanca estándar de grado (ISO5) contiene aproximadamente un 300% menos *. 40,000,000 de tamaño diferente = a ISO9 y grado estándar de sala blanca = a ISO 5 según norma ISO 14644-1.

  • HIGIENE

Los espacios sensibles deben ser fáciles de limpiar y desinfectar, as. como impermeables a líquidos. Un suelo liso adecuado para remontar en pared y formar juntas perfectamente selladas y estancas entre la pared y el suelo, contribuir. a prevenir la acumulación de suciedad y bacterias. Los suelos y paredes deber.an también ser resistentes a productos químicos y detergentes, as. como mantener su buen aspecto después de a.os de uso.

  • CALIDAD DEL AIRE INTERIOR

Un espacio hermético deber.a tener niveles mínimos de compuestos orgánicos volátiles para proporcionar una atmósfera segura y respirable. Los productos libres de sulfatos también contribuyen a una mejor calidad del aire interior.

  • CONTROL ELECTROST.TICO

La electricidad estética puede causar molestas descargas y da.os en equipos sensibles, presentando un peligro para los pacientes y el personal. Las soluciones en suelos conductivos o disipativos son una excelente solución para el control de la electricidad estética.

  • DURABILIDAD

Las salas blancas y los laboratorios a menudo contienen mobiliario o equipos pesados que ejercen una gran presión en el suelo, por lo que estos deben ser lo suficientemente resistentes como para soportar pesos sustanciales sin roturas, ara. azos o punzonamiento.

  • CONFORT

El personal sanitario que realiza trabajos exigentes necesita un lugar de trabajo confortable. Los suelos con baja resistencia al desplazamiento facilitan el movimiento de carritos y aparatos con ruedas, reduciendo el esfuerzo y fatiga.

HIGIENE: NO HAY LUGAR PARA GÉRMENES

Los gérmenes que causan infección o contaminación pueden acumularse en cualquier lugar, desde rodapi.s y estanterías a suelos y paredes. Las salas blancas deben evitar uniones en esquinas o ángulos inc.modos que sean difíciles de desinfectar. Las superficies deben ser accesibles, lisas y estancas con excelente resistencia a bacterias y productos químicos.

En salas blancas, es importante conocer el nivel de resistencia y comportamiento de los revestimientos de suelo y pared a productos químicos (ISO 26987) y bacterias (ISO 846). La limpieza de las superficies (ISO 14644-9) también es importante, al igual que la facilidad de descontaminación radiactiva en .reas específicas como radiología, nuclear y radioterapia (ISO 8690).

Pruebas llevadas a cabo de acuerdo con las normas EN 423 / ISO 26987 utilizando agentes y manchas de forma más habitual encontrados en entornos sanitarios.

Los revestimientos de suelo y pared en Tarkett ofrecen un excelente comportamiento y son especialmente efectivos en entornos con un alto nivel de exigencia como salas blancas, evitando el desarrollo de bacterias y simplificando los procesos de limpieza, además de aportar una excelente resistencia a las manchas y a productos químicos. El remontado del suelo en pared y juntas selladas hermeticamente limitan la acumulación de suciedad y polvo además de ofrecer un acabado estanco y mejorar la resistencia a la tracción del pavimento.

CALIDAD DEL AIRE INTERIOR: UNA ATMOSFERA SALUDABLE

En espacios cerrados y controlados donde se gestiona el flujo de aire se gestiona para minimizar el contacto externo, la calidad del aire interior adquiere especial relevancia. Las emisiones químicas producidas por materiales comunes como revestimientos y plásticos deben limitarse al mínimo para mantener un lugar seguro y una atmósfera respirable.

La norma ISO 16000-6 define cómo analizar el total de compuestos orgánicos volátiles (TVOC) emitidos por materiales que reducen la calidad del aire interior. ISO 14644-8 clasifica la contaminación molecular en el aire (AMC) en términos de concentración atmosférica de sustancias químicas específicas del aire en salas blancas. Esto es aplicable a productos y procesos sensibles a la contaminación del aire, como en el cuidado de la salud y sectores como el farmacéutico y microelectrónica. Las soluciones en resvestimientos de suelo y pared Tarkett cumplen y mejoran el nivel de emisiones TVOC de acuerdo con los criterios y exigencias europeos m.s estrictos, y logran una calificación de -9.6, seg.n norma ISO 14644-8, por metro c.bico.

PARTÍCULAS EN SUSPENSIÓN: MENOS ES MÁS

El aire contiene millones de partículas contaminantes, desde polvo a microbios, que pueden causar

infecciones o contaminación durante tareas sensibles como cirugía invasiva o preparación de medicación. Por ello una adecuada elección de materiales y superficies en salas blancas contribuye a la reducción de partículas y a la prevención de su propagación.

La Organización Internacional de Normativa y estandarización (ISO) ha establecido límites para el n.mero y tamaño de partículas en suspensión en salas blancas. La norma ISO 14644-1 reconoce nueve diferentes niveles, desde los menos exigentes (ISO 9) para entornos de bajo riesgo, hasta el m.s estricto (ISO 1) para .reas que requieren máxima protección. Salas blancas en hospitales y laboratorios de productos farmacéuticos generalmente se clasifican como ISO 5. En la industria farmacéutica, la clasificación parte de las buenas prácticas de fabricación definidas por la Uni.n Europea (EU GMP).